La caída de un cable de alta tensión cada segundo mantiene intranquilos a residentes de Sajanoa de Azua. Por lo que piden la rápida intervención de las autoridades para evitar una desgracia. En este humilde pueblo la gente vive día y noche entre el miedo y el peligro.

Via CDN 37

Compartir
Artículo anteriorJuventud solidaria
Artículo siguienteSubida del desempleo

DEJA UNA RESPUESTA

Introduzca su comentario
Introduzca su nombre