El secuestro del coronel Crowley en 1970 fue uno de los principales detonantes del posterior asesinato de Amín Abel, Otto Morales y otros dirigentes.

via Noticias SIN

Compartir
Artículo anteriorDoctor condenado
Artículo siguienteEjercicio al aire libre

DEJA UNA RESPUESTA

Introduzca su comentario
Introduzca su nombre