Un grupo de víctimas de la explosión que devastó Beirut el 4 de agosto, dejando al menos 177 muertos y 6.000 heridos, unió fuerzas el viernes y lanzó una iniciativa para solicitar una investigación internacional de los hechos, pues desconfían de las autoridades libanesas.

Via ANoticias7

DEJA UNA RESPUESTA

Introduzca su comentario
Introduzca su nombre