La rápida reacción ante un infarto es fundamental para evitar sus consecuencias, siendo la muerte la más trágica de todas ellas. Un diagnóstico temprano aumenta las posibilidades de supervivencia y evitar las secuelas.

via ANoticias7

DEJA UNA RESPUESTA

Introduzca su comentario
Introduzca su nombre